lunes, 27 de febrero de 2017

Marcas históricas de embutido riojano de Badarán: Baldomero Moreno Mazo

FABRICANTES DE EMBUTIDOS  EN BADARÁN


En Badarán a principios de siglo XX se localizaban las fábricas de embutidos de Jenaro Martínez Gómez, Vda. de Emeterio Moreno y Baldomero Moreno.



MARCAS DE 'BALDOMERO MORENO' 


Baldomero Moreno Mazo solicita en 1921 con el nº 47.201 la marca para distinguir chorizos y embutidos con el nombre de 'El rey del chorizo riojano'. Se le concede en septiembre 1922. 

El 24 de febrero de 1947 solicita con el nº 199.151 la marca 'El tirolés' para distinguir pasta de hígado, embutidos, jamones, mortadelas y en general, productos derivados del cerdo. Se le concede el 6 de junio 1947.




'EL REY DEL CHORIZO RIOJANO', UNA IMAGEN CON HISTORIA.


En octubre 1921 se produce la reconquista del monte Gurugú,
en diciembre de 1921 Baldomero Moreno solicita su marca
Baldomero Moreno, solicitó su marca 'El rey del chorizo riojano' en diciembre de 1921, momentos que Marruecos era el tema y preocupación de la opinión pública española. En agosto se había producido el desastre de Annual, con más de 10.000 muertos causando una terrible impresión en todos los hogares españoles. Hubo grandes protestas en el país y Alfonso XIII encargó un nuevo gobierno a Antonio Maura. 

Intentando captar la atención de una opinión pública muy sensibilizada con la guerra de Marruecos, se registran multitud de marcas de productos dispares, como lejías, pastillas de café con leche, licores etc. Los dibujos representan abanderados, preferentemente son soldados legionarios vencedores. También, otras fábricas de embutidos  tratan este tema  en su publicidad, aparecen dibujados militares con el mensaje de que comiendo los preparados de sus latas, el ejercito español tomará las fuerzas necesarias para la victoria. 

La marca del embutido de Badarán, 'El rey del chorizo riojano', es fruto de este ambiente bélico, de superación de la frustración y del desastre de la larga guerra rifeña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO