viernes, 22 de agosto de 2014

FUNDICIÓN Y MAQUINARIA 'SUCESORES DE SALUSTIANO MARRODÁN'



'Sucesores de Salustiano Marrodán', D. Francisco Marrodán y Marcos Rezola en 1915 son la tercera generación al frente del negocio familiar iniciado por Juan Emigdio Marrodan en 1851. En ese momento, tiene 98 empleados y sus principales Talleres recién inaugurados en 1913 se encuentran en la vuelta del Peine de Logroño. 



Según la revista la revista ilustrada 'La Esfera', "la Casa Marrodán y Rezola, era una de las más importantes de España en el ramo de construcciones en hierro, y almacén de ferretería al por mayor y al detall.
Marrodán y Rezola tiene su propia central eléctrica.


Las oficinas como los almacenes estaban situados en la calle Delicias (Miguel Villanueva) esquina a Vara de Rey. En el despacho se expendían hierros al por mayor y menor, ferretería, carbones minerales, cementos de todas las clases y, en general cuantas manufacturas se preparaban  en talleres, tales como prensas para uvas, olivas y manzanas, rulos, aparatos para instalaciones completas de panaderías y molinería, bombas, norias y toda clase de maquinaria. Respecto a la fábrica puede decirse que era una de las más modernas de su clase con unas admirables instalaciones."




DE JUAN EMIGDIO MARRODÁN A SUCESORES DE SALUSTIANO MARRODÁN







LOS HIJOS DE EMIGDIO A TRAVÉS DE LA PUBLICIDAD DE 1889 (La Rioja /MCDE) 





Los talleres y almacenes de Juan Emigdio, luego, los de Salustiano y Juan, y más tarde los de Francisco y Marcos se publicitan en la prensa local, y más tarde, cuando su actividad se extiende y progresa, en los periódicos y revistas regionales y nacionales. Así podemos ver testimonios gráficos curiosos de los productos que fabricaban en cada momento y de la evolución de esta industriosa saga familiar.


1915 CAMBIO DE NOMBRE DE LOS HEREDEROS DE SALUSTIANO MARRODÁN


En noviembre de 1915 "Hijos de Salustiano y Marrodán varía el título de su razón social para denominarse 'Marrodán y Rezola'




A la izquierda. Uno de los primeros anuncios en La Rioja /MCDE con la nueva denominación .
Derecha. La comunicación oficial en el periódico La Rioja del cambio de nombre de esta empresa.



FUNDICIÓN DE HIERRO DE LOS SRES. HIJOS DE SALUSTIANO MARRODÁN.



La 'Revista Ilustrada de Banca, Ferrocarriles, Industria y Seguros' en su sección 'La industria nacional' en 1914 se publicó un artículo muy descriptivo de la importancia de esta industria y de sus orígenes.


Foto de  la revista 'LA ESFERA' 1918

Es realmente satisfactorio y alentador para cuantos seguimos el movimiento de los progresos en el orden de los intereses materiales en España, observar  el gran avance de nuestras industrias siderúrgicas y de construcciones metálicas en general, logrado en poca más de medio siglo a esta parte, merced a hombres de clara inteligencia, energía de carácter y fuerza de voluntad, los cuales a costa de constancia y de sacrificios, nos iniciaron en esta senda en la que hoy hemos logrado avanzar mucho.
Uno de estos hombres ciertamente destinado a acometer por su talento y su laboriosidad una de estas empresas, fue el activo y emprendedor industrial de Logroño D. Emigdio Marrodán de imborrable recuerdo, quien cuando parecía imposible la naciente industria fundó hace unos sesenta años los importantes Talleres de que brevemente nos vamos a ocupar, deseosos de que sirvan de emulación y estímulo a cuantos colaboran en la gran obra de los adelantos industriales de nuestra nación.

Al fallecer el fundador, que ya había logrado acreditar y dar impulso a sus Talleres, no por esto desapareció la razón social que ya tanto se iba apreciando, sino puesto al frente de aquellos su hijo. 1). Salustiano logro mejorarlos con arreglo a los tiempos, merced a sus excelentes dotes de talento y constancia.

No era esto extraño, porque al lado de su padre había empezado a trabajar siendo un niño, a los 12 años de edad, en aquellos mismos Talleres de maquinaria, y a los 15 era casi el Director de los trabajos de la casa. Desde entonces, primero a las ordenes de  su padre, asociado luego con él y con su hermano D. Dionisio y, por último solo, logró excelentes triunfos para su casa que supo engrandecer, teniendo todavía tiempo no obstante la ruda labor que de continúo  se dedicaba, para desempeñar los cargos de Concejal, Vocal del Consejo del Ayuntamiento, Secretario de la Sección 4º del Consejo de Agricultura, Industria y Comercio, y otros a que se elevaron sus propios y exclusivos méritos.


En 1890 muere D. Juan Emigdio, y sus hijos Juan y Salustiano siguen su trayectoria en la
industria metalúrgica por separado.Los Talleres Juan (hijo) a partir del fallecimiento
 de su padre, como dice este anuncio, pasan a denominarse
de "Juan Marrodán"
Al ocurrir el fallecimiento de D. Salustiano, le sucedió su hijo D. Francisco Marrodán, quién astutamente en  unión de su hermano político D. Marcos Rezola dinstinguido e inteligente ingeniero industrial, se haya al frente de estos importantes Talleres, en los que bien puede decirse por tanto, que procede su tradición, nunca incompatible con los progresos de verdadera herencia, por efectivos vínculos de la sangre, que así como en otros casos engendra la nobleza que da el pergamino de la jaculatoria, conceden en ocasiones los títulos más dignos y elevados en los adelantos industriales de un país.

Actualmente, tanto el inteligente ingeniero sr. Rezola, al frente de la dirección técnica, como el sr. Marrodán de la comercial y administrativa, han logrado elevar a un gran nivel el renombre de la casa, cuyos inmensos Talleres, higiénicos, bien acondicionados y provistos de la más moderna y perfeccionada maquinaria,construyen a su vez infinidad de aparatos y herramientas, entre ellos prensas para uva y aceitunas, rulos e instalaciones completas de molinos aceiteros; máquinas de triturar y desgranar; amasadoras, sobaderas, cernedoras, hornos y toda clase aparatos necesarios para la industria panadera. También se construye en esta importante casa, bombas, norias y cuantos aparatos emplean para la elevación de aguas; prensas para paja,y casi toda la maquinaria agrícola o industrial conocida, pero lo que constituye una de las mejores especialidades de estos reputados Talleres son las instalaciones completas de molinos harineros, para la que es solicitadísimo por las excelentes condiciones de material que emplea y por el acabadísimo de la ejecución.

Foto de  la revista 'LA ESFERA' 1918


Por lo que se refiere a la fundición de hierro y metales de la conocida casa que nos ocupa, bien puedo calificarla de soberbia, tanto por el material y elementos de que dispone, como por lo esmerado de las obras que de allí salen, tales como columnas, columnatas, tuberías, armaduras,vigas, viguetas, puentes, viaductos, mercados, miles de  piezas variadas de toda clase y pesos destinadas a diferentes usos, y, en una palabra cuanto hoy constituye la basta esfera de las construcciones metálicas.

Enumerar todas las obras principales que han salido de aquellos talleres, llevaríamos muy lejos, bastando a nuestro intento recordar algunas de verdadera importancia y de reconocido mérito, tal como el magnífico frontón de Villareal de Urrechua (Guipuzcúa), cuya armadura, es lo más perfecto que puede hacerse, y del que puede el lector formarse idea con sólo saber que el entramado metálico mide 15 metros de altura y 14,5 de luz entre la pared izquierda y las columnas.

Igualmente notable que los anteriores son los talleres de calderería de hierro, donde a más de las calderas, que como indica su nombre, se construyen, también se hacen depósitos de agua, chimeneas etc. ; así mismo los de cerrajería de los que salen artísticas verjas y excelente balconaje, y la fábrica de camas y de colchones de muelles. 


Foto de  la revista 'LA ESFERA' 1918
Las recompensas obtenidas por esta importante casa han sido tan numerosas como justas, y empezando por considerar como tal la Gran Cruz de Isabel la Católica, concedida al fundador, por sus desvelos en favor de los adelantos de la industria española, hasta Gran Premio últimamente conquistado en la Exposición Hispano-Francesa de Zaragoza, en todos cuantos Certámenes concurrió logro el merecido lauro.

Durante la Sociedad de D. Salustiano y D. Dionisio Marrodán, aquel obtuvo dos privilegios de intervención de máquinas, y siendo el mismo  solo el propietario, logró otro para un aparato de opresión con cuyos adelantos concurrió a varias Exposiciones, mereciendo en todas ser premiada como la de Madrid 1877; París 1878; Logroño 1880; Concursos de Maquinaria Agrícola de Valladolid, 1880; Exposición de Valladolid 1881; Zaragoza 1885; Barcelona 1888; la antes citada de Zaragoza, y otras muchas que claramente demuestran que si el público aprecia en las construcciones que salen de esta casa verdaderas y ventajosas condiciones, también los técnicos con singular unanimidad han reconocido y proclamado las excelencia de las mismas, tanto por lo escogido de las primeras materias, como por lo esmerado de la construcción.

Como nota final de estos breves apuntes diremos que la importante casa de Sres. hijos de Salustiano Marrodán, por la magnitud de sus edificios, el orden y excelente maquinaria de sus amplios talleres; el crecido número de operario de uno y otro sexo a quienes a diario da trabajo y que más que a los patronos ven en sus jefes cariñosos protectores y amigos; lo cabadísimo de su basta y variada producción; la abundancia de los encargos y pedidos que se le hacen; y el constante aumento que se observa en su clientela, es de las que, después de haber implantado una gran industria en España han contribuido a que nos vayamos cada vez más emancipando del pesado yugo del extranjero, pudiendo dignamente competir con las principales casas similares conocidas dentro y fuera de nuestro país, enalteciendo y honrando de este modo a la industria nacional."




EL CATÁLOGO


Sucesores de Salustiano Marrodán (Francisco Marrodán y Marco Rezola), eran los más importantes fabricantes de prensas para uva, oliva y manzana. El catálogo de 'Marrodán y Rezola' 1916 "de bolsillo", que a ontinuación se reproduce, es una pequeña joya donde los dibujos describen muy bien las ingeniosas máquinas de principios de siglo. Algunas de ellas, cien años después, siguen funcionando o han sido el prototipo para la construcción de otras más modernas. 











Versiones
1ª Publicación
Última
4
22/08/2014
07/03/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO