lunes, 2 de enero de 2017

ALMACEN DE PAÑOS Y NOVEDADES CASILDO MARTINEZ ENCISO - MADRID

Según la contribución de 1908, existían en la industriosa Enciso las fábricas de paños de Félix Martínez y la de Sucesores C. de Riva con cuatro telares; la de Hijo de M. M. Quemada con tres telares y la de Casildo Martínez con 2 telares, además de otras actividades de transformación relacionadas con el sector textil. 

 Es curioso observar en las litografías de las cabeceras de las facturas el dibujo
de la fábricas de Enciso con dos perspectivas diferentes del mismo lugar.
Al menos dos de estos fabricantes, a finales del s.XIX disponían de tienda en la capital de España. Se tiene constancia que 'Martínez Quemada y Cía', abre en 1894 en la calle Espoz y Mina, 1 y 'Casildo Martínez' probablemente antes. 

'ALMACÉN DE PAÑOS Y NOVEDADES CASILDO MARTÍNEZ'
Casildo Martínez se integra prontamente en la vida comercial y gremial de Madrid, y ya en 1898 pertenecía a la directiva del 'Círculo Mercantil'. En estos primeros años, su almacén estaba localizado en la calle Montera número 18, en los antiguos locales de la afamada tienda 'Isla de Cuba'. (*En esa misma calle en el nº 43  por esos años se encontraba también 'La Camerana' de Hernández Hermanos)

En torno a 1915 los telares que poseía en Enciso son transferidos a sus sucesores, simultáneamente su actividad comercial madrileña va adquiriendo notoriedad, trasladándose en una fecha sin precisar, a la Calle Mayor número 14. En 1916, es elegido vicepresidente del 'Círculo de la Unión Mercantil e Industrial' y participa en actividades relacionadas con la defensa del comercio madrileño.

Con la incorporación de sus hijos al negocio familiar, el almacén se denomina 'Casildo Martínez y Hermano' y siguen participando de pleno en los círculos empresariales de Madrid, llegando incluso Casildo Martínez Gutiérrez,  en el año 1931, a ser uno de los firmantes del acta de fundación del 'Banco Mercantil e Industrial'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO