sábado, 10 de diciembre de 2016

DROGUERÍA MODERNA DE MARTÍNEZ Y CASTELLANOS (LOGROÑO)




En agosto de 1903 se abre al público en la calle San Blas, 7 (Capitán Gallarza), LA DROGUERÍA MODERNA. Sus propietarios fueron Alejo Martínez Martínez, antiguo dependiente de la droguería de la Vda. e Hijos de Patricio Gómez y el fontanero municipal, Juan Castellanos Múgica. De este último, se tiene referencias de él como propietario, hasta 1913, y a partir de esa fecha permanece al frente en solitario Alejo Martínez.

Cabecera de factura en un momento de transición en la propiedad de la Droguería Moderna

Los primeros años.

En un principio  la proximidad  y la procedencia de Alejo Martínez con la droguería de Vda. e Hijos de Patricio Gómez donde anteriormente trabajó y situada en la cercana esquina, creó ciertas suspicacias y competencia, que se reflejó en algún anuncio de la época. (ver anuncios dcha.)

En la 'Moderna' se estableció durante tres años el entonces recién egresado y premiado en la Escuela municipal de agricultura, Rafael León que fue representante y comisionista de afamadas  casas productoras de toda clase de árboles, plantas y semillas. Rafael León se anunciaba como "El práctico-agricultor", extendiéndose muy rápidamente su prestigio en Logroño y provincia, ya que escribía artículos divulgativos en La Rioja sobre la conveniencia de tal cultivo u otro. 

La 'Droguería Moderna', También desplegó una actividad añadida asociada al Frontón Logroñés del que era propietario Juan Castellanos. En este establecimiento se podían comprar las entradas, se custodiaban las pelotas, apuestas... de los partidos programados.


Algunas referencias comerciales.

Las droguerías de la época, al igual que otros comercios, eran pequeños supermercados heterogéneos en los que se podían encontrar especialidades muy diferentes de las que hoy tienen. 


El paso del tiempo ha situado a algunos de los productos que se comercializaban en curiosidades de la época. Por ejemplo la 'Moderna' distribuye en exclusiva el quemador para cocinar Fenix y alcohol de quemar marca Sol de la Unión Alcoholera Española; Era representante de 'Fono-Reyna', casa que se dedica a la impresión de cilindros musicales y accesorios de fotografía; También anunciaba, un mata ratas eléctrico; un papel desinfectante de la marca 'Asia'; vendía varios tipos de lustre y distribuía el famoso 'El Rápido', antes Relámpago; vendía la crema de calzado 'Eclipse'; disponía de 'Almidón brillante'; más de "5.000 esponjas"; la apreciada y popular "liga blanca superior" para cazar pájaros; Carburo de calcio de 1ª para las lámparas; también la increíble colacemento 'Plussolide'; comercializaba un destructor radical para chinches de la marca 'El Dragón'; las más acreditadas marcas de lejía; multitud de tipo de jabones y también de la Toja y Castilla; confettis serpentinas y lanza perfumes; el eficaz 'Idalia', para teñir las canas; expendía las harinas lacteadas para la alimentación infantil de la marca 'Harina bebé' preparada con leche de la montaña;  y estaba especializada en aceite de bacalao legítimo de Terranova, del claro y del oscuro... 

Disponía de productos relacionados con la salud como Purgantes de Limonada en polvo o las maravillosas 'pastillas K' para la misma finalidad; Callicida Fisger; 'sello instantáneo Yer' contra la gripe, cólicos, dolor de cabeza, muelas; 'Pulmogenol' para la pulmonía, bronquitis tuberculosis; 'Segura', lombricida para los niños;  loción 'Boyra' a base de lavona de composé para la caída del cabello; 'Bálsamo tropical del doctor Cuerda' para los sabañones; 'Cardodinamo' para el corazón del doctor Subirá; Litina del doctor Abadia para el reuma... y era también especialista en ortopedia...

Destaca esta droguería por la comercialización de innumerables aguas minerales-medicinales como las bicarbonatadas de Riva de los Baños (Torrecilla - Peñaclara) sulfurosa de Grávalos y de otros balnearios. Durante un tiempo tuvo un servicio de reparto domiciliario de agua.

Al poco de abrir, distribuye los productos de la firma Orive, en especial el agua de colonia a granel que se podía comprar en garrafas de 4 litros y el famoso LICOR DEL POLO.


La filoxera y los nuevos usos agrícolas que se incorporaban, hizo que en esta tienda se despacharan también innumerables preparados químicos, para combatir las plagas, y utensilios para uso en bodega   así encontramos en su catálogo pesamostos,   ácido tartárico para la vinificación, tanino 'Enaltico', conservador vínico de González Moreno, gelatinas, clarificantes, mechas y azufre. y para la viña 'Lisol' contra la filoxera; 'Racia' para injertar viñas. sulfato, caldo bordelés... era tal la demanda que podemos leer un anuncio en el que se publicitaba que "disponía de 40.000 kg de azufre flor'

El avance de la agricultura de la época también trajo a la tienda muestras de semillas y plantones de "remolacha forrajera, francesa gigante"; "más de 70 variedades de claveles, pensamientos"...; Semillas  de "trigo Harisson, Rieti y Fucense, centeno gigante de invierno, avena negra de Etampes, amarilla gigante, blanca de Ligowo, banca de Humbria, negra de Coulommiers"; "simientes de alfalfa y esparceta"...


El muestrario de la Droguería Moderna fue increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO