viernes, 21 de octubre de 2016

FÁBRICA DE HARINAS EUGENIO FERNÁNDEZ Y MAURICIO ULARGUI DE LOGROÑO


La energía eléctrica que en 1906 empezaba a suministrarse directamente desde la Electra de Recajo al entorno de la Estación ferroviaria de Logroño y a la Vuelta del Peine, posibilitó la fábrica de harinas por cilindros de Eugenio Fernández y Mauricio Ulargui. Las instalaciones de esta harinera que molía 15.000 kg/día se terminaron de construir para la campaña cerealista del año 1907 y en agosto, ya se hicieron las primeras pruebas de funcionamiento.

Un año más tarde, en 1908 se disuelve la sociedad mercantil al abandonar el socio capitalista Mauricio Ulargui. También es el momento que Eugenio Fernández concede un poder general a su hijo, importante abogado y político, para éste y los demás negocios suyos. A partir de este momento es Emilio Fernández Cadarso quien asume las riendas de negocio familiar.

Finalmente en el periódico La Rioja de 1913, podemos leer que "la importante y acreditada fábrica de harinas de don Eugenio Fernández la adquiere por compra, con todas sus existencias, Evaristo Pérez Iñigo y Compañía, reanudando inmediatamente el trabajo de la misma". 

Ver post. sobre Evaristo Pérez Iñigo (uno de los grandes harineros de La Rioja y España a pp. s. XX)





DESCRIPCIÓN DE LA GRAN FÁBRICA DE HARINAS DE EUGENIO FERNÁNDEZ PREMIADA EN LA GRAN EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE LONDRES.

Referencia publicada en el periódico 'El liberal' (1912):


"La fábrica de harinas de D. Eugenio Fernández es otra de las industrias de Logroño, dotada de poderosos elementos de fabricación, que la permite competir con las primeras de España. Enclavada en edificio "ad hoc", construído de exprofeso para tal objeto frente a la estación del Norte, se destaca de las demás, no sólo por suntuosidad, sino por las facilidades que le proporciona para las operaciones todas, el contar con vía propia, que llega hasta el muelle de mercancías de la estación ferroviaria. 



La instalación es completamente automática, desde la entrada de los vagones del trigo en los depósitos hasta que quedan colocados clasificados en los almacenes de harinas.



Su sistema alemán "Bhuler" es de los más perfectos y novísimos, pudiendo asegurarse constituye un modelo de fabricación. Dispone de ocho hermosos cilindros dobles; sasores y planchisters, máquinas potentes que realizan la operación de la limpieza después de la trituración y cernido; máquinas de estriar y un precioso motor que arrastra una fuerza de 60 caballos.

PUBLICIDAD DE LA RIOJA 1903 EN UN MOMENTO EN QUE SE TRANSFORMABAN LAS HARINERAS DE TODA ESPAÑA .


Los depósitos y secciones todas de esta importante fábrica están montados en inmejorables condiciones. De la riqueza de las harinas sólo hemos de hacer constar que, por su inmejorable calidad, alcanzaron en la Exposición Internacional de Londres el gran premio y medalla de oro, única distinción que se concedió para honra de la producción española, a esta clase de industria."


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO