jueves, 12 de octubre de 2017

HIDROELÉCTRICA DE BUICIO - FUENMAYOR 1898


DATOS TÉCNICOS HIDROELÉCTRICA DE BUICIO EN 1898

Enclave y pueblos a los que sirve: 
Fuenmayor  (Navarrete, La Puebla, Cenicero, El Ciego y Laguardia)
Propietarios: 'Sociedad Anónima Buicio'
Director: D. José M. Chalbaud Errasquín
Clase de motor /potencia en caballos: m.h. 100
Potencial de distribución: corriente trifásica 63 kw
Potencia de distribución: 110
Nº de lámparas: 830

[1] Datos del 'Anuario de la electricidad', (ediciones 1900 a 1905) BNE 
(probablemente tenga algunas inexactitudes a la vista del artículo que se reproduce de la publicación "Industria e invenciones").

Foto de un prospecto de 1900 de Singrun fréres, de Epinal (Francia)
en las que aparecen tres turbinas de unas potencias similares a 

las de la Central Hidroeléctrica de Buicio instaladas por este fabricante francés en Fuenmayor.


Poco tiempo después de su inauguración se publica la siguiente referencia de esta central hidroeléctrica en 'Industria e invenciones', octubre 1898:


"NUEVA CENTRAL DE ELECTRICIDAD.
—Hace poco tiempo se ha inaugurado la Central eléctrica instalada en el molino de «Buicio», sobre el río Ebro, para suministrar luz y fuerza á los pueblos de Fuenmayor, Navarrete. La Puebla, Cenicero, El Ciego y Laguardia. Las obras hidráulicas han sido dirigidas por el ingeniero bilbaíno D. José Chalbaud, quien ha conseguido que la Compañía disponga hoy de una fuerza de 130 caballos por cada una de las tres grandes turbinas instaladas, procedentes de la casa Singrun fréres, de Epinal (Francia). Se ha instalado una dinamo de 85 kilovatios y la Compañía piensa adquirir otra. De la instalación eléctrica se ha encargado D. Pablo Haliener, representante de la casa Siemens et Halske, que ha suministrado todo el material. Sabemos que la Compañía llevará a la práctica un proyecto de riego de gran trascendencia para aquella región agrícola".

EL PROYECTO Y LAS DIFICULTADES

Buicio es un ejemplo de adaptación y transformación técnica, del ingenioso molino harinero a la construcción de la necesaria central hidroeléctrica. Para ello se aprovecharon como en tantas otras ocasiones, infraestructuras de caminos, canalizaciones y en especial la buena ubicación del molino que se sustituía. En este caso localizado en uno de los ramales secundarios del Ebro a su paso por el soto-isla de este río formado en uno de sus meandros. 

La peculiaridad del proyecto de la central hidroeléctrica de Buicio es que además de proporcionar alumbrado a los pueblos de Fuenmayor, Navarrete, La Puebla, Cenicero, El Ciego y Laguardia, también se ideó, como solución al problema de la agricultura necesitada de regadío. 

En sus aspectos socio-económicos, fue un caso representativo de los diferentes intereses que colaboraban o se enfrentaban en los proyectos económicos de una época de continuos cambios que se inicia en España a finales del s.XIX. También, es un ejemplo de la adaptación de la sociedad rural con una estructura caciquil, que no siempre entendió, cuando no obstaculizó la modernización en la agricultura.

Foto Aérea de 1977 (Cartografía Gobierno de La Rioja) 

LA INAUGURACIÓN DE LA CENTRAL HIDRELÉCTRICA (NO DEL REGADIO)

La crónica de su inauguración nos ilustra quienes fueron los promotores, accionistas e ingenieros de esta central hidroeléctrica. Fue un acontecimiento alegre y festivo para toda la comarca. Pero, l
a aplazada construcción del canal de regadío se convirtió también en protagonista, en un lamento bastante general entre los asistentes y en un ambiente conciliador, hasta el párroco de Fuenmayor se posicionó a favor de los avances tecnológicos. 


Central hidroeléctrica de Buicio. En la actualidad perteneciente a Iberdrola. 
Como se puede ver que está modernizada y no conserva los edificios anteriores


LA RIOJA [2]
Fuenmayor - Fiesta en la industria.
"El 26 de julio de 1898 se verificó la solemne inauguración del alumbrado eléctrico. La fábrica estaba adornada por banderolas y colgaduras con los colores nacionales y lemas patrióticos, arcos y guirnaldas. Numeroso publico engrandeció la ceremonia religiosa en la explanada y cuestas vecinas. En el interior del edificio se iban reuniendo ingenieros, alcaldes y representaciones de los pueblos, propietarios y otras personas invitadas, hasta un número de 60.
Entre ellos recordamos a don Pedro y José María don Agusto Marchol, don Willian Braun, don Isidoro y don Luis Palacio, don Carlos Amusco, don Pedro Antonio López, don Liborio Casales, don Manuel Navajas, don Honorio Navey, don Felipe Lagunilla, don Félix Azpilicueta, don Nemesio Iñiguez, don José M. Santolalla, don Pedro Briones, don Abundio S. de Cabezón, don Pedro Benito, don F. R de la Plaza, don Anselmo Valgañón, don Cayo Santaolaya, don Ramundo Gonzalo, don Luis Banoya, don Gonzalo Cadarso, don Domingo del Campo, don Marcelino O. de Lanzagorta, don Tiburcio Sáenz de Cabezón, don Alejandro Navajas, don Julio Irazu, don Emilio Angulo, don Felipe Larreina, don Félix Viteria, don Juan A. Sataolalla, don Virgilio Oraa, don Eloy Ramírez, don Eloy Ramírez, don Modesto Jiménez, don Jesús M. de Castro, don Tomás Aguado y otros"... 

"Al resumir los brindis don Pedro Chalbaud (así como don Félix Azpelicueta) refirió la historia de la sociedad, las vicisitudes porque había pasado y obstáculos que removió hasta conseguir si no el objetivo principal, que era el proporcionar riego a muchísimas tierras, cuando menos el muy importante de llevar el sistema de alumbrado más moderno y más perfecto a seis pueblos comarcanos. Dirigió frases muy laudatorias para la casa Siemens & Halske, constructora de la maquinaria, para los ingenieros señores Salum y Braum que la instalaron, para los accionistas, operarios y cuantos habían contribuido al buen resultado de la empresa... por la noche hubo iluminación en la plaza de Fuenmayor".

BUSCANDO EL ACUERDO EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL.

Después de la construcción e inauguración de la central hidroelétrica se impuso el debate de la falta de acuerdo para la construcción del canal de riego de Buicio. En este sentido se publican en el periódico La Rioja varios artículos con el mismo título que denuncian las actitudes contrarias a su construcción y que perjudicaban los intereses generales del pueblo de Fuenmayor. Por otra parte, se plantean soluciones con gran pragmatismo como se pueden ver en dos artículos del periódico La Rioja del 3 y 9 de agosto de ese mismo año 1898:



EL PROBLEMA DE RIEGO DE BUICIO Y EL CLAMOR DE UNA DESEADA SOLUCIÓN.

La Rioja
Fuenmayor - El riego de Buicio.

"El riego de Buicio, un tema capital.
En pocos pueblos estará más indicada una obra de riego que en la extensa comarca de Buicio, Fuenmayor y parte de Cenicero.
Arqueta canalización acequia en Buicio
Es una extensión considerable de terreno que produce gran rendimiento de cereales los años de buenas aguas, mientras que nadie siega por no haber planta alguna cuando faltan las lluvias en invierno y primavera...
La vista salta necesariamente desde aquellos terrones pelados, a un cinturón de lomas que rodea el valle formando un semicírculo que se apoya por ambos lados en el Ebro. Si por la cima de aquellas lomas corriese un canal ya sería obra facilísima ir abriendo brazales que llevasen agua a todos los puntos necesario. No se perderían rentas, semillas y labores; no estarían vacíos los graneros del pueblo aquellos caminos se verían animados por los peones que conducen la mies a las eras, por los segadores... llevarían a Fuenmayor una riqueza muy necesaria hoy que se ha visto lo inseguro del negocio vinícola sobre todo con la amenaza de la filoxera que hace un año pesa sobre la Rioja.
Foto 2017. El  Ebro después de la central eléctrica


Sin embargo el canal no se hace. ¿Consiste en que la naturaleza impide que las aguas del llano suban a los montes? ¿Es que desgraciadamente faltan capitales para las empresas agrícolas? ¿Acaso no hay iniciativas para emprender obra tan beneficiosa?
No es nada de esto. El llevar el agua las lomas asunto resuelto: allí, en la orilla del Ebro están los capitales y las iniciativas en fuerza dispuesta a conducir el agua al punto más conveniente.
Pero uno o varios de los que constituyen la empresa pertenecen a determinado partido político y algunos terratenientes militan en el opuesto: ahí esta el secreto. 
Es preciso ser fieles a la idea que se salvará sin duda privando  de riego a las tierras, evitando que ganen jornal muchos braceros y alejando del pueblo una riqueza muy considerable.
 Suponemos que ha de cesar pronto tal estado, que de prolongarse, podíamos calificar de calamitoso.
Los que en la obra invirtieron considerables capitales y grandes esfuerzos y que al llegar a resultado tan inconcebible, podrían adoptar una actitud extrema dictada por el desengaño, declaración en reciente fiesta que ni desmayan ni guardan rencor alguno a quien ha podido crear obstáculos  a tan beneficiosa empresa. Así lo dijeron repetidamente el señor Azpilicueta con su franqueza y claridad habitual y el señor Chabaud con gran cortesía y firmeza.
Los propietarios reflexionaran que ellos son muy dueños de cobrar por sus tierras tres celemines de renta en vez de una fanega que produce el regadío, pero cuando a esa pérdida va unida la de una gran riqueza para el pueblo, hay deberes morales de tanta fuerza como los escritos que impiden abusar de la propiedad, sobre todo si las circunstancias hacen que una minoría pueda anular el deseo equitativo y justo de la generalidad.
 Y cuando esta reflexión haya convenció a los que hoy no lo están, se arrinconarán odios y diferencias que ningún bien producen a cambio de fomentar pasiones peligrosas, y se unirán todos para impulsar los intereses comunes haciendo de esta unión el canal de Buicio. Por el bien de Fuenmayor desearíamos acertar en este asunto".

Foto 2017. Acequia tapada por la vegetación en primer término y panorámica de Buicio 


LA PRESIÓN PARA LLEGAR AL ACUERDO Y LAS PROPUESTAS.

La Rioja
Fuenmayor - El riego de Buicio.

"Desde aquella importante villa nos escriben algunos labradores que nos invitan a que no perdamos de vista tan capital problema. 
Es cierto, nos dicen que hay aquí una gran riqueza, es cierto que sólo falta alargar la mano para alcanzarla, y es cierto que por motivos insignificantes nos quedamos sin riego, sin acuerdo y sin riqueza. El no contar con alumbrado eléctrico, las calles de Fuenmayor, siendo aquí donde la electricidad se produce, puede dar medida de la fuerza que alcanzan las diferencias políticas, personales o lo que sean. 
Pero el problema es de gran importancia para cruzarse de brazos ante él, dejando que todo el pueblo se perjudique por que haya pocos o muchos propietarios que no estén en las mejores relaciones con los empresarios. Es preciso buscar una solución y esa solución ya esta propuesta sin que a nadie se le perjudique por ella... Invitar a los dueños de aquellos terrenos a que compren las acciones de aquellos empresarios a quienes no quieran dar ganancias, con lo cual habrán desaparecido los empresarios. Si tampoco aceptan este medio. Si tampoco aceptan este medio por creer que el negocio no es bastante lucrativo o por no disponer de capitales para invertiros en él, se les debe invitar a que vendan las tierras que posean en aquel término, desapareciendo así los labradores que pudieran constituir un obstáculo... 
Y nosotros oímos declarar públicamente a quienes hablaban en nombre de la Sociedad que la Electra de Buicio, tenía verdadero interés en llevar el riego a la comarca y para conseguirlo no sólo olvidaría los obstáculos que había encontrado en su camino, si no que estaba dispuesta a desprenderse de las acciones o a comprar tierras para llegar al término deseado".
La sociedad Buicio como consecuencia de los acuerdos con los terratenientes de Fuenmayor adquiere 
propiedades agrícolas y a partir de 1899 podemos saber de la actividad de su vivero.

EL ACUERDO


El 21 de febrero de 1899, nuevamente el periódico La Rioja, esta vez en los ecos de Cenicero, menciona con alegría el acuerdo que en Fuenmayor se ha llegado entre todas las partes para la construcción del canal de riego. Posteriormente en 1902 se negocia la ampliación de sus ramales, pero esta es otra historia.



Hoy, la central hidroeléctrica de Buicio sigue funcionando pero adaptada a los nuevos tiempos y modernizada, pero años atrás ya se vio la necesidad de construirla.


LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO