viernes, 16 de febrero de 2018

EL 'PREPARADO JUAN RAMOS' PARA LA CONSERVACIÓN DE "HUEVOS FRESCOS DURANTE UN AÑO".


JUAN RAMOS

El comercio de Juan Ramos era el típico almacén al por mayor en el que se vendían por sacos legumbres, cereales y un sinfín de mercancías. Juan Ramos, fue una persona inquieta e innovadora y durante toda su vida registró innumerables patentes siendo una de ellas la del 'PREPARADO RAMOS' PARA LA CONSERVACIÓN DE HUEVOS HASTA UN AÑO.

EL MERCADO DE LOS CAROS HUEVOS 


Las gallinas y huevos durante mucho tiempo estuvieron asociados al corral y a una economía rural de subsistencia. 

Su escasa producción se debía a la dependencia de las aves en su alimentación del grano en concurrencia con el uso humano. El precio de los huevos en el mercado variaban considerablemente siendo más caros y escasos en primavera, que era el momento más alejado de la cosecha de cereal y por lo tanto, de menor disponibilidad. 

En los años 20,  se produce un cambio en la producción de carne de aves y huevos por la presión que ejerce el aumento de la población urbana. 

Como respuesta a esta demanda, surgen modernas explotaciones agropecuarias que son más eficientes al sustituir el grano por  piensos y, entre otros muchos avances, se introducen productos específicos que mejoran la producción, como 'OVO PON', que también lo vende Juan Ramos, y que potencian la puesta de huevos. 


A pesar de una mayor producción, continuó siendo muy elevado el precio de los huevos  lo que hizo por ejemplo, que se inventara, la huevina para poder abastecer a un mercado de fuerte demanda como es el de confitería. Y en este contexto, aprovechando el negocio, aparecieron otras muchas innovaciones entre las que se encontraban los conservadores, tipo 'PREPARADO RAMOS', que proporcionaban la posibilidad de un buen negocio al poder prolongar en el tiempo la comercialización de este alimento perecedero.

El 'PREPARADO RAMOS' gozó de éxito a nivel nacional y se llegó a anunciar en 1929 en 'La Vanguardia', no se eligió este periódico por casualidad, Cataluña por entonces, era la región que tenía el mayor número de granjas avícolas de España. 

No sabemos la composición del PREPARADO RAMOS pero la clave de estos productos para obtener la conservación de los huevos "frescos" era la eliminación de la porosidad de su cáscara con distintos compuestos químicos como el silicato de potasio, de sodio, ácido bórico, cal, resinas... etc

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO